En el primer año disponible al nivel mundial, el Ford Mustang se convirtió en el vehículo cupé deportivo más vendido en el mundo. La demanda por el auto del emblemático caballo salvaje permanece insaciable.

Según el análisis de los registro más recientes de IHS Automotive, llevado a cabo por la compañía, Ford vendió alrededor de 110,000 Mustangs versión coupé al nivel mundial en 2015, ubicándose a la cabeza de los demás fabricantes de cupés deportivos.

Ese récord se logró a pesar de la disponibilidad limitada durante gran parte del año en mercados clave, como China y el Reino Unido. Además, Ford vendió alrededor de 30,000 Mustangs versión convertible entre las ventas totales de 141,868 vehículos de distintos modelos, lo que convierte al Mustang en el vehículo deportivo mejor vendido del mundo.

“Los consumidores estadounidenses han disfrutado de vehículos deportivos importados durante décadas, por eso era hora de que le devolvieran el favor al mundo con el lanzamiento mundial del nuevo Mustang”, comenta Erich Merkle, analista de ventas de Ford. “Los mercados globales han respondido de manera increíble. El Ford Mustang fue el único vehículo cupé deportivo a nivel mundial con más de 100,000 unidades registradas el año pasado”.

Los datos globales correspondientes al año 2015 sugieren que el Mustang puede crecer en el exterior este año, ya que muchos mercados comienzan a aceptar la entrega de partidas completas. Hasta ahora, según indica Merkle, los clientes globales presentan mayor interés por los vehículos Mustang con motor V8.

“Mientras que gran parte del crecimiento de la demanda del Mustang en Estados Unidos tiene lugar en los mercados de la costa, especialmente en los del sur de California, y de los millennials que optan por el motor EcoBoost de 2.3 litros; los compradores de otros países prefieren el motor V8”, comenta. “El inconfundible rugido del motor V8 es sumamente codiciado fuera de los EE.UU.”