En un mundo donde las redes sociales como Pinterest o Instagram resaltan la individualidad más que nunca, es irónico que las celebridades del momento se copien unas a otras.

No solo por el hecho de que existen las tendencias o de forma referencial. Algunas han querido llevar el estilo de la famosa que admiran para mostrarle toda su adoración o por representar lo que ella en su momento.

Pero no lo logran.

Sea por contextos distintos, porque su gusto es totalmente opuesto (mientras Audrey Hepburn era puro Givenchy y sobriedad, ese concepto no existe en la "balmainesca" cabeza de Kim Kardashian) y porque, sobre todo, lo que son no le llega ni a los talones a las celebridades "plagiadas", tampoco lo logran.

En la galería de fotos les presentamos los casos más famosos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".