Aunque en su diseño hubo pocos cambios, el interior del iPhone 6s incorpora una serie de características que lo hacen especial.

Entre las especificaciones del nuevo smartphone de Apple se incluye una pantalla 3D Touch capaz de reconocer la fuerza que ejerce el usuario en determinado ícono o menú. Esto es posible gracias a los sensores capacitivos diseñados para medir los cambios de presión y los cuales están integrados en la retroiluminación de la pantalla.

Por su parte, el nuevo modelo de Tapic Engine hace posible que el dispositivo responda en tiempo real al conocer lo que están haciendo y lo que sucederá cuando presionan la pantalla con diversos tipos de fuerza.

Otro de los componentes que resaltan es el procesador A9 de Apple con una estructura de 64-bits, el cual otorga un rendimiento gráfico 90% mayor en comparación el A8 que se encuentra en el iPhone 6. Asimismo, el coprocesador M9 permite, entre otras cosas, una mayor duración de la batería. 

En la galería de fotos pueden observar el interior del iPhone 6s. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “pantalla completa” y después “mostrar texto”.