Si este verano irán a la playa, visitarán otra ciudad o simplemente disfrutarán de una ducha en su tina, estos complementos para los móviles podrían salvarlos de un húmedo accidente.

Muchos de los "smartphones" del mercado no son resistentes al agua, por lo que pueden averiarse con cualquier inmersión accidental o salpicaduras involuntarias. Las soluciones que les presentamos a continuación están al alcance de todos e incluso pueden escoger la que más les convenga.

Es recomendable que antes de exponer nuestro móvil a una posible fuente de agua es necesario con qué certificado de protección cuenta su dispositivo:

  • IPX0, sin protección especial.
  • IPX1, protegido contra el agua vertida.
  • IPX2, protegido contra el agua vertida inclinado hasta 15 grados respecto a la posición normal.
  • IPX3, protegido contra agua rociada.
  • IPX4, protegido contra las salpicaduras.
  • IPX5, protegido contra chorros de agua a baja presión.
  • IPX6: protegido contra chorros a alta presión.
  • IPX7, protegido contra una inmersión poco profunda.
  • IPX8, protegido contra inmersión a mayor profundidad (según el fabricante) y normalmente hasta tres metros.

Si quieren aportar mayor protección a esta pueden recurrir a los productos que se muestran en la galería de fotos.

Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.