Si ustedes son famosos pueden invertir en casas, amistades y autos. Y por qué no, en accesorios que muestren su poder, riqueza y "estilo único".

Tener dientes de oro, grandes relojes y ser una vitrina ambulante de marcas porque pueden. Incluso, es posible ponerle frenos de oro a su perrito si quieren. O tal vez ser "innovadores" y mostrar que nadie como ustedes luce un sombrero que parece bacinica... porque pueden.

Y esto les pasa a los famosos todo el tiempo. En eventos y entregas de premios. ¿Qué serían los Grammy, por ejemplo, sin los ridículos de turno?

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota verán infames accesorios que todos recuerdan.

Para leer la información de la galería desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".