Las frutas son una excelente fuente de energía que, además de nutrirte, pueden convertirse en tus mejores aliadas en la lucha para quemar grasa y acelerar el metabolismo.

Una rutina de ejercicios debe ir acompañada de una buena alimentación y, con ella, diuréticos naturales que favorezcan el movimiento intestinal y eliminen toxinas.

La nutricionista de Smart Fit Suanny Alcántara conversó con MetroRD sobre la importancia de consumir frutas en la rutina diaria, ya que ejercen una actividad termorreguladora y en su totalidad aportan fibras que evitan la inflamación del vientre y que gracias a sus flavonoides se consigue quemar grasa y bajar de peso más rápido.

Manzana verde

Es una fruta rica en agua y en pectina, un componente ideal para desintoxicar el organismo; limpia el colon y el intestino, quemando grasas y toxinas. Además de poseer efectos diuréticos, aporta fibra y aminoácidos. Genera saciedad y ayuda a la digestión. Cabe destacar que el ácido ursólico de la cáscara ayuda a evitar el aumento de peso.

Las fresas

Son una excelente fuente de fibra, ricas en agua y las aliadas perfectas para el control y la pérdida de peso. Contienen vitaminas y minerales y su aporte calórico es muy bajo.

Su alto poder diurético actúa como depurativo del organismo para eliminar toxinas y evitar la acumulación de grasa en el cuerpo. Funcionan como protectoras, curativas del sistema digestivo y de la flora intestinal. Previenen infecciones.

El limón

Es una fruta que no debería faltar en tu plan de nutrición. El jugo de esta fruta ayuda a licuar las grasas, además, incrementa el flujo linfático, el flujo de la sangre y reduce las celulitis.

Consumido en ayunas, mezclado con un vaso de agua, es un remedio sencillo que te permite depurar el organismo, te ayuda a eliminar toxinas y quemar lípidos, te aporta vitamina C y fortalece tu sistema inmunológico.

Las peras

Además de ser una fruta rica en agua, la sustancia más beneficiosa de la pera es la pectina, un componente ideal para desintoxicar el organismo.

Un estudio realizado en Brasil descubrió que las mujeres que consumían peras eran menos propensas a comer más de lo normal y que también perdían más peso que las que no las comían. La fibra que contienen te ayudará a que quemar la grasa acumulada.

Sandía

A pesar de su sabor dulce, la sandía tiene baja densidad energética; es decir, una gran cantidad de agua que permite comer grandes porciones sin consumir muchas calorías, lo cual te ayudará a deshacerte de las toxinas y la grasa del cuerpo.

Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos.

La granada

El jugo y las semillas de la granada son grandes aliadas para las mujeres posmenopáusicas y obesas que buscan perder peso y conseguir un vientre plano.

Toronja

Rica en nutrientes y vitaminas, una fruta muy popular en las dietas de adelgazamiento por su poder diurético, es una buena fuente de fibra y antioxidante.

El guineo

Es una fruta rica en potasio,  ayuda a regular el sodio en el cuerpo, evitando la retención de líquidos. Comer uno por día en las mañanas permitirá quemar calorías.

Piña

Sana y nutritiva, contiene una sustancia llamada bromelina, enzima que se encuentra en su jugo y tallo, y es la responsable de activar el metabolismo y eliminar la grasa.

Lechoza

Es una fruta anti-inflamatoria, cura el intestino y facilita las digestiones.