Un estudio británico-estadounidense asegura que fumar tabaco produce 294 mutaciones genéticas eternas en varias partes del cuerpo.