Olivia Hallisey, adolescente de 16 años, ganó una beca de 50 mil dólares gracias a una prueba rápida para detectar Ébola.

A diferencia de los métodos actuales de detección de este virus, la prueba de Hallisey tarda sólo media hora para revelar el Ébola y no requiere refrigeración, lo cual ayuda a la transportación o aplicación en zonas remotas donde no se cuenta con electricidad.

Esta prueba tienen un costo aproximado de 25 dólares y es 24 veces más rápida que los tests disponibles en la actualidad

"Se estima con un diagnóstico temprano y el tratamiento médico, las tasas de mortalidad de Ébola de hasta el 90% se reduciría en aproximadamente un 50%", dijo la adolescente durante el evento de Google.

Además, este aparato obtuvo el primer premio en la Google Science Fair 2015 de este año. Hallisey es estudiante de segundo año en Greenwich High School, Estados Unidos, y define su invento como la "nueva, rápida, sencilla y económica forma de detección de Ébola".

En la galería de fotos les presentamos imágenes de este evento. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.