Las propuestas infantiles presentadas en esta versión de Dominicana Moda dejaron más que ilusionadas a las personas que asistieron a este singular desfile. Y es que la gracia de los infantes tiene la magia de conquistarnos a todos.

Durante varios minutos, esta pasarela se transformó en un ambiente lleno de alegría con Children Showcase Little Tales y Dyxi Kids, a beneficio de la Fundación Hogar de Niñas Madelaes y Fundación Manos Unidas por el Autismo.

Zonero soy

El diseñador dominicano Carlos de Moya presentó la colección “Zonero soy”, inspirada en estilo casual y bohemio de la Ciudad Colonial, prendas con movimiento, con colores vibrantes y llamativos estampados.

Identidad y autenticidad

Con los pies pintados de azul, desfilaron los modelos de la marca Blue Country en señal de “Paz”. Esta colección ágil, suelta, alternativa renombra la historia creativa de España y la fusiona con los tejidos del país.

Tonos como los matices del azul índigo, resaltados por hilaturas que mezclan los algodones con modal, lino y viscosa, desfilaron por las pasarelas. Sara Díaz y Johanna Bautista, las diseñadoras oficiales de Blue Country, coincidieron en que la colección busca crear una conversación sobre identidad y autenticidad.

De Honduras a RD

Tirso Rubio y Sonia Santiago vinieron a representar el Honduras Fashion Week con propuestas muy singulares y únicas, cuyos fondos serán destinados a la Fundación por el Desarrollo del municipio Villa Isabela y la Fundación Futuro Cierto.

En honor a la longevidad

Elisa Morató presentó un desfile que hizo honor a las personas que han acumulado belleza y sabiduría a través de los años. Esta propuesta se hizo para obtener fondos para el Hogar de Ancianos San Francisco de Asís.

Desfiles con propósito social

A pesar de la lluvia, que durante varios días empapó la ciudad, en la semana oficial de la moda dominicana, se presentaron las propuestas de los diseñadores dominicanos Leonel Lirio, Giannina Azar, Carlos de Moya, Jacqueline Then, José Jhan, Moisés Quesada, Luis Domínguez y Arcadio Díaz, así como las marcas Cosita Linda y Camila y la línea local Cayena.

Asimismo, la pasarela acogió las colecciones de los nicaragüenses Shantal Lacayo y Carlos René Cruz y los haitianos Maguy Durce y Michel Chataigne. Al hondureño Tirso Rubio, la panameña Anna Franchesca y los puertorriqueños Sonia Santiago y Luis Antonio. Todos los fondos de los desfiles atienden una causa en favor de la sociedad.

Creatividad al máximo

Vale destacar que cada uno de estos desfiles fue montado sobre una plataforma en la que predominó la creatividad no solo de los diseñadores de moda, sino de las personas encargadas de hacer los estilismos, fotografías, maquillistas, sonidistas, hasta llegar al resultado: La presentación de cada desfile con los elementos coincidentes al tema propuesto. Así, cerró Dominicana Moda un nuevo capítulo de su historia… hasta 2017.