Con la llegada de Android Auto –software creado especialmente para automóviles– los vehículos cuentan con una mayor presencia de ordenadores a bordo con acceso a Internet, lo que facilita el recorrido con todo tipo de información al momento de conducir.

Sin embargo, dos hombres probaron que esta conexión a la red no siempre puede ser una buena idea. Los nuevos Jeep (camionetas todo terreno creados por la empresa Chrysler) que están dotados de un ordenador a bordo con acceso a Internet, tienen una grieta  en su seguridad que pone en peligro la vida de los pasajeros.

Charlie Miller y Chris Valasek, ingenieros en sistemas, encontraron el error al "hackear" esta función, con lo cual obtuvieron el control total sobre la camioneta.

La información fue publicada en el sitio "Weird", donde demostraron sus hallazgos. Comenzaron activando y desactivando el parabrisas, encendieron la radio y terminaron deshabilitando la transmisión y los frenos.

Este problema afecta aproximadamente a 471 mil modelos de la marca, todos vendidos. Chrysler ya se ha pronunciado y lanzó un parche que se instala a través de una memoria USB o yendo directamente al concesionario.

Por último, los piratas informáticos advirtieron de los peligros de estas nuevas tecnologías si no se atienden las vulnerabilidades en su seguridad.

En la galería de fotos les presentamos las características de los autos del futuro. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.