El maquillaje es el complemento perfecto para realzar la belleza femenina. Ya sea que vayas al trabajo, la universidad o a una fiesta, un poquito de color aplicado estratégicamente en tu rostro destacará lo mejor de ti. Sin embargo, cuando empieza a desvanecerse, el efecto puede ser el opuesto. Es entonces cuando en lugar de verte regia, puedes lucir cansada.

En noches como la de hoy, en las que la fiesta puede extenderse hasta el amanecer, ¿te preocupa hacerte el maquillaje perfecto y verlo desaparecer en cuestión de pocas horas? No te preocupes más.

Estos tips te ayudarán a que tu maquillaje dure tanto como tu celebración de Fin de Año.

Acondiciona tu rostro. Lo primero es hacer una buena “zapata” para que tu piel pueda aprovechar correctamente cada producto.

Empieza por limpiar muy bien tu cara, y asegúrate de que no haya ningún residuo del maquillaje anterior.

Luego aplica una crema hidratante según tu tipo de piel; esto es vital ya que te ayudará a cuidar tu cutis y prevenir arrugas prematuras, al mismo tiempo que te permitirá fijar mejor el maquillaje.

Para mantener tu piel hidratada, la manzanilla también es muy útil. En una taza con agua, prepara una infusión de manzanilla, ponla en la nevera por diez minutos. Aplicarla con un algodón en el rostro te ayudará a estimular la circulación a la vez que quedas limpia e hidratada.

Corrige las imperfecciones. Una vez que tu rostro esté limpio e hidratado, aplica el corrector de ojeras e imperfecciones. Después, cuidadosamente, ponte la base en la cara y cuello, haciendo especial énfasis en la nariz y la barbilla, que son las zonas que tienden a ponerse más brillosas. Utiliza pinceles y brochas, en lugar de los dedos, para una mejor fijación.

Utiliza productos de refuerzo. Para garantizar que tu maquillaje perdure, puedes auxiliarte de una pre base o primer (que se aplica antes de la base), esto te servirá para alisar la piel, darle homogeneidad y frescura.

También los spray de aguas termales o tónicos son ideales para sellar. Además, lucirás un rostro terso y luminoso. Una vez finalizado tu maquillaje completamente, puedes aplicarte spray fijador, que hará que los colores se mantengan vivos por más tiempo.

Enfatiza tu mirada. Al momento de elegir las sombras, opta por las de barra, en polvo o semi-mate, ya que las líquidas o en crema tienden a desaparecer más rápido.

Puedes colorear un poco de polvo traslúcido con un pincel, luego de aplicarlas, para que tengan un efecto más duradero.

En cuanto al rímel, siempre es bueno poner un poquito de sombra neutral de base para que fije mejor.

Labios coloridos. Algunos labiales tienden a desparecer con facilidad. Hablas, comes o tomas algo y de repente no queda ningún rastro.

Unos trucos que puedes emplear para contrarrestar esto es aplicar una pequeña capa de corrector o polvo, antes del pintalabios.

Otro forma es ponerte protector labial y luego pintarte con un delineador de labios lo más parecido al color que vas a utilizar y terminar con el labial.

Una muy buena opción es optar por tintes de labios en lugar de barras, para que tu boca no se quede pálida a mitad de la velada. En esta temporada la tendencia es llevar labios oscuros y ojos más neutrales.

Los productos a prueba de agua pueden ser tus grandes aliados. En las pieles grasas, estos productos son muy útiles, pues evitan que el maquillaje se corra. Si tu base, mascara de pestañas y pintalabios son a prueba de agua, podrás lucir un maquillaje, como si te acabaras de retocar, durante toda la noche.