Si eres como la mayoría de las chicas, es muy probable que tengas un bolsito de maquillaje a punto de reventar en tu cartera, y al menos otro igual de lleno en casa. Sin embargo, también es muy probable que en tu día a día no utilices ni la cuarta parte de todos esos productos.

Tranquila, no te estamos juzgando, por el contrario. Entendemos lo irresistibles que son los tramos de belleza de las farmacias y las tiendas por departamentos, lo fascinante que es llegar a casa con tres nuevos labiales para probar; lo difícil que es resistirte a “actualizar” tu cosmetiquero cada vez que tu marca favorita lanza un nuevo producto.

Pero también entendemos lo fastidioso que es tardar horas para encontrar tu labial de uso diario entre tantas cosas, y lo molesto que es que cada vez que abras el zíper de tu bolsita, la mitad de su contenido salga disparado por la presión.

Para terminar con esos inconvenientes y dejar de acumular productos vencidos que ni siquiera llegaste a utilizar, le pedimos a la maquilladora profesional Laura Moya que nos diga exactamente cuáles son los productos verdaderamente indispensables en tu bolsito de maquillaje. Aquí su lista.

Para la piel: Para que tu piel luzca hermosa, necesitarás un protector solar y un humectante para tu tipo de piel o un primer o pre-base. Estos son pasos indispensables para que tu maquillaje quede bien. Una vez tengas la piel lista, empieza la verdadera acción. Debes tener una base de cobertura ligera (para una apariencia natural), un corrector para disimular ojeras y cubrir imperfecciones y unos polvos traslúcidos.

Color, color, color: Para dar color a tu rostro, el rubor es esencial. Yo te recomiendo tener dos: uno en la tonalidad de rosa que mejor le vaya a tu piel, y otro color durazno. Puedes combinarlos o usarlos de manera independiente. Si quieres salirte de lo básico y enmarcar y definir la estructura de tu rostro, es buena idea adquirir un iluminador en un tono neutral, un poco más claro de tu piel, para destacar pómulos, puente de nariz, etc., y, un producto en polvo en una tonalidad más oscura que el de tu piel para hacer contorno.

Mirada seductora: En cuanto a sombras se refiere, una paleta neutral con cuatro colores te será suficiente: beige, marrón, café oscuro y negro. Esta es una buenísima adquisición, pues además de que con esto logras casi cualquier look de ojos, los tonos más oscuros de esta paleta podrían servirte también para definir tus cejas. También necesitarás lápices delineadores en negro, café y nude (aplícalo en la línea de agua de los ojos y lucirás más descansada al instante); máscara de pestañas a prueba de agua (recuerda que nuestro clima es húmedo), y delineador líquido para el famoso “cat eye”.

El puchero perfecto: En tu bolsito de maquillaje no debe faltar un labial rojo, el clásico infalible; uno rosa o durazno, y uno nude, en la tonalidad más parecida al color natural de tus labios, ya que un tono muy claro puede hacerte parecer un cadáver y eso jamás será lindo. Finalmente, un brillo de labios en un tono neutral traslúcido que puedas utilizar solo o sobre un pintalabios. Para delinear, bastará con un lápiz rojo y otro en una tonalidad neutral.

Utensilios: Una parte que tampoco se puede quedar es la de las herramientas de trabajo. Tu bolsito debe contar con zacapuntas, pinza de cejas y brochas para base, para corrector, para polvo (que también sirve para rubor e iluminador), pincel para definir las cejas y pincel para labios.

Laura Moya es una maquilladora profesional dominicana radicada en Nueva York. Conoce más de ella en www.lauramoya.com