Jasmine Tookes piensa que los hombres necesitan mejorar su plan de juego a la hora de las citas. El ángel de Victoria’s Secret, quien cree que un gesto apasionado no requiere mucho esfuerzo, ya se prepara para celebrar San Valentín con su novio, el también modelo, Tobias Sorensen.

Para quienes no tienen ni idea de cómo ser románticos, esta modelo californiana de 25 años comparte sus mejores consejos.

¿Qué planificas para este San Valentín?

Voy a dejar que sea mi novio quien planifique todo. Es el día que le toca hacer todos los arreglos y más vale que lo haga bien.

Sin presiones, entonces… ¿Cuáles son tus exigencias?

Ooh, unas flores lindas, como rosas rojas, tal vez algo de lencería de Victoria’s Secret y una buena cena, nada muy loco, simplemente romántico.

¿Es un buen cocinero?

Para nada [Ríe] En la ciudad, no cocinamos mucho, preferimos ordenar comida o salir a comer fuera, así que probablemente me llevará a cenar a algún lugar.

¿A dónde te gustaría ir en Nueva York?

Creo que el mejor lugar para San Valentín es uno llamado Salinas en Chelsea. Allí realmente crean un ambiente romántico con rosas.

¿Eres fan del día de San Valentín o lo encuentras cliché?

Soy una chica norteamericana, así que sí me lo tomo muy en serio.

Muchos hombres tienen muy pocas ideas, o ninguna, sobre qué regalar a una mujer. ¿Qué le recomendarías?

Que opte por un perfume porque seleccionar lencería no es fácil. Creo que obsequiar un perfume a una mujer a un ser amado siempre es algo especial. Hay uno nuevo en Victoria’s Secret que se llama Love Me More.

Comprar lencería es arriesgado, pero ¿cuál sería una opción segura?

Depende de cada mujer y sus gustos, pero mi favorito es un sostén tipo “push up” que te levanta un poco.

De seguro quienes te siguen en Instagram piensan que vives siempre con lencería de Victoria’s Secret.

¿Tienes alguna pieza ridículamente cómoda?

Soy muy sencilla. Duermo en ropa interior y un tank top.

¿Así que no tienes una pijama lujosa con impresos de animal?

[Ríe] No. No tengo una bata rosada lujosa en la que ande todo el tiempo.

En la película What a Woman Wants, Mel Gibson tiene el don de saber cómo satisfacer a una mujer mental y físicamente. ¿Qué te gustaría que los hombres entendieran de las mujeres y por qué?

Me gustaría que los hombres cultivaran el romanticismo y supieran lo fácil que es tratar a una mujer. Puedes sacarla lejos los fines de semana o llevarla a cenar. Sé que a muchas mujeres les gustan que las mimen y las hagan sentir especial. Creo que los hombres siempre deberían recordar eso.

¿Ha muerto el romance?

Hmmm. Puede ser. Yo trato de mantenerlo.

Parece que hiciste trabajar mucho a tu novio para esa primera cita…
No le respondía los mensajes de texto, nada. Yo decía, “no me llamaste y no quiero textos, quiero que me llames”.

¿Por cuánto tiempo hiciste esperar al pobre hombre?

No recuerdo. Creo que llegó el punto en que él mismo cayó en cuenta de que “tal vez debo llamar a esta chica2.

También te fuiste para las fiestas con él muy temprano en su relación. ¿No temiste que pasar demasiado tiempo juntos pudiera ponerle punto final a todo?

Mis amigas pensaban que estaba loca al irme en ese viaje porque nos conocíamos hacía muy poco tiempo. Tuvimos que quedarnos en la misma habitación de hotel y era muy pequeña, además en el mismo medio estaba la ducha que tenía paredes de cristal. Esta era la primera vez que nos quedábamos juntos y yo pensaba “¿cómo vamos a bañarnos?”.

¿Te pusiste puritana?

¿Llamas a Tobias con un nombre de mascota?

Le digo mono y lo mismo para mi.

¿Y de dónde viene eso?

Pues no sé, y eres la primera persona en saberlo.

Hombres y mujeres siempre aspiramos a encontrar la media mitad, ¿es Tobias tu media mitad?
Eso espero [Ríe, nerviosa].