Hoy día, los hombres también se “rompen la cabeza” pensando qué se pondrán cuando deben lucir correctamente ataviados para una presentación en público, mucho más si se trata de la mayor gala artística del país, Premios Soberano.

A los chicos les gusta sentirse bonitos y disfrutan cuando los flashes de las cámaras fotográficas apuntan hacia ellos.

Durante su paso por la Alfombra Soberana los espectadores pudieron apreciar diferentes estilos, desde el clásico esmoquin, pasando por sacos estampados y con brocados, hasta juegos de accesorios en los más arriesgados, que incluían sombreros y broches en las solapas.

Para muestra unos ejemplos:

El galán del merengue, Eddy Herrera, vestido de la firma Hippólito, lució muy elegante en un traje tradicional color negro con camisa blanca y corbatín.

El artista urbano Emmanuel Reyes, conocido como El Mayor Clásico, sobresalió por su chaqueta estampada Roberto Cavalli.

Esta tendencia para nada aburrida de agregar color a la parte superior fue seguida por el pastor Marcos Yaroide y los urbanos Vakeró y Shellow Shaq, entre otros.

El colombiano J Balvin, quien recibió un Soberano Internacional, utilizó el elemento llamativo en su camisa, que tenía un diseño coral de animal print.

En el caso de Gabriel, lo primero que acaparó las miradas fue su característico sombrero y su estilo de barba bien cuidada.

Rafa Rosario siempre sale de la línea tradicional y viste un traje que queda (para bien o para mal) en la memoria. En esta ceremonia optó por colores claros combinando el blanco y crema.

Uno que resaltó por un acabado prolijo fue el actor y comediante Fausto Mata, Boca de piano, destacándose la flor blanca y las gafas de sol que llevaba.