La primera Muestra de Cine Gastronómico, presentada en el marco de la celebración de la IX edición del Festival de Cine Global Dominicano (FCGD), concluyó con la presentación del documental Finding Gastón (Encontrando a Gastón). Este filme muestra mucho más que la vida cotidiana de Gastón Acurio, el cocinero más sobresaliente de Perú y el mundo.

Desde muy pequeño, Acurio jugaba a ser cocinero, pero lo que parecía ser simplemente un juego de niños para su familia, era el reflejo de su gran pasión. Emprendió un viaje a Madrid para continuar sus estudios de Derecho, pero su verdadera vocación fue más fuerte y terminó estudiando cocina en la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu, en París.

Con el sueño de ser un gran cocinero y devolverle a su país todo lo que había aprendido, regresó a su natal Perú, donde abre el restaurante Astrid y Gastón, junto a su esposa Astrid Gütsche.

Ese fue el primer paso de esta emotiva historia que nos cuenta el documental y que ha impactado a toda una nación. Gastón Acurio ha logrado una revolución social desde la cocina.

Elaine Hernández, coordinadora de la Primera Muestra de Cine Gastronómico, nos revela que Finding Gastón descubre ante nuestros ojos un ser humano con tal sensibilidad por lo social, que por momentos piensas que se trata de un activista que ama la cocina cuando la verdad es justo lo opuesto, un cocinero que ama su nación.

“A Gastón le encanta que le llamen cocinero. Luego de ver el documental, yo le llamaría el caudillo de la cocina latinoamericana, por su afán por lograr una nación unida en torno a la gastronomía: productores, restaurantes y cocineros, ha traspasado las fronteras de su nación y ha hecho que Europa coloque sus ojos en la cocina latinoamericana”, afirma Hernández.

A la clausura se dio cita Pepe Barrena, destacado productor audiovisual y crítico gastronómico español, quién considera el filme como uno de los buenos documentales gastronómicos del año.

Según Barrena, en esta cinta se profundiza en algo que ha hecho realmente importante la cocina peruana, la labor que ha realizado Gastón como locomotora, como hombre de la revolución para llevar ese aspecto social que es la forma de demostrar la importancia que puede tener la cocina en cualquier país del mundo si se sabe quitar de en medio a tantos intermediarios que hay.

Yo creo que es lo más importante. Es una película fílmicamente, en el aspecto cinematográfico, muy bien estructurada y muy emocionante para el público.

Juancho Ortíz, reconocido chef dominicano, califica al documental de Gastón Acurio como muy impresionante.

“Él aquí habla de algo muy interesante, que es cambiar la comida francesa por la de su país y lo hizo poco a poco. Eso es lo que yo estoy tratando de hacer en mi tierra, la marca país, cambiar el cheescake por un dulce de leche cortado, cambiar los platos internacionales por un buen mondongo, un mofongo, un chivo guisado, una batata glaseada, por muchas cosas que tenemos nosotros como cultura dominicana. Cuando tú ves esa película te sientes identificado con él porque es una transición que ha hecho por muchos años, llevar la comida peruana a lo que es una marca país sin ayuda del gobierno”, concluye Ortiz.