En Internet circulan una gran cantidad de mitos y leyendas que muchas personas siguen tomando como verdad. Sin embargo, la mayoría son falsos.