Una ciudad moderna llena de tradición

La Navidad en Berlín se vive de manera sin igual. Esta es una ciudad muy moderna, donde se puede disfrutar de los famosos mercados navideños, llenos de música y comida típica, como Gendarmen Markt, Alexander Platz, la avenida Unter der Linden.

Aquí se encuentran ricos dulces, vino caliente con canela, almendras tostadas, entre otras delicias.

La noche del 31 de diciembre, en la Puerta de Brandenburgo, millones de personas celebran en la calle del 17 de Junio la llegada del nuevo año.

Una Navidad en la ciudad que nunca duerme

En Nueva York siempre hay mucho que hacer. Sullivan nos dice que los amantes del arte no pueden perderse las obras de Broadway como Finding Neverland y Alladin, y otras; en Radio City Hall el espectáculo “Radio City Chritsmas Spectacular”.

Dar una paseo por la 5ta Avenida, patinar sobre hielo, ir a Little Italy, visitar restaurantes y caminar a pesar del frío por Central Park son solo algunos de los principales atractivos que ofrece esta metrópoli.

Algunas personas les gustan esperar las campanadas en Time Square que es la tradición de esta ciudad.

Un paraíso mágico

Casi todo el mundo ha soñado alguna vez con ir a Disney. Este es uno de los lugares más fantásticos que se disfrutan mucho en familia, y poder sentir la magia de la Navidad aquí es hermoso.

Holidays Happen Here es uno de los nuevos entretenimientos con los que Hollywood Studio contará, donde se podrá disfrutar de los personajes de Disney cantando canciones navideñas, según nos cuenta Theresa Sullivan.

Ritmo y color

Los que prefieren el calorcito y les encantan las fiestas llenas de música y colorido, encontrarán en Rio de Janeiro su lugar perfecto. Alegría y diversión al son de ritmos populares de Brasil, invitan a disfrutar bailando.

El encendido del árbol más grande del mundo en la laguna de Rodrigo de Freitas, en Río de Janeiro, se ha convertido en uno de los mayores eventos de la ciudad.

Celebrando al estilo de la ciudad del sol

En Miami siempre es lindo un paseo por Miami Beach, ir a los mall de compras, pero sobre todo visitar el Miami City Hall para disfrutar del árbol de la Navidad, “El bosque de Santa” en el Tropical Park, disfrutar de conciertos navideños en los Jardines de Fairchild, y visitar Cocconut Grove. Que esta sea una de las ciudades más calurosas de Estados Unidos no es un impedimento para jugar con la nieve, ya que es típico cada año llenar las calles de todas las áreas de nieve artificial. También se puede ir a ricos restaurantes en Brickell y otros lugares.

La capital de la madre patria

Para aquellos a los que les apasionan el arte y la historia, Madrid es el destino ideal. Esta es una de las ciudades más hermosas del mundo. La Plaza Mayor, uno de sus principales atractivos turísticos, se ilumina con impresionantes decoraciones navideñas. Madrid está llena de museos, restaurantes, teatros.

Ver la obra El Rey León que se está presentando en el Teatro Lope De Vega, es un verdadero espectáculo. Visitar el autobús de la Navidad para ver la iluminación navideña, disfrutar de la Cabalgata de los Reyes Magos que se realiza en la Castellana terminando en la plaza Cibeles es algo sumamente precioso.

Una experiencia en alta mar

Viajar en crucero es la mejor forma de vacacionar ya que se puede visitar varias ciudades o inclusive continentes sin tener que empacar y desempacar para conocerlos.

En estos viajes siempre se disfruta de los exquisitos restaurantes y espectáculos que se ofrecen a bordo, además, están llenos de actividades para todos los gustos: casinos, bares y discotecas entre otros.

Irse en crucero por lugares como el Caribe, Europa o Australia es una de las mejores formas de pasar la Navidad y conocer las ciudades más bellas del planeta.

Una blanca Navidad sobre hielo

Los “destinos de esquí” como Vail, Killington y Mont Tremblant, son la elección perfecta para las personas que les gusta esquiar y sobre todo compartir con la familia.

Estos son lugares donde en esta época del año hay garantía para ver y disfrutar de la nieve. Aquí la gente, además de esquiar, se puede divertir patinando sobre hielo y haciendo snowboard.

También se puede salir a comer en deliciosos restaurantes y disfrutar de las chimeneas con las que cuentan los hoteles o apartamentos que se alquilan.