¿Podría el comienzo de la comunicación entre dos personas a través de una aplicación de citas de alguna manera afectar la relación?

Sí podría. Un texto, por ejemplo, no tiene ninguna emoción. Es fácil engañar o al menos dar lugar a malos entendidos de esta manera. Tengo clientes que no les hablan a sus citas, incluso después de un primer encuentro. Ellos solo se mandan mensajes de texto y luego se preguntan por qué sienten como que las cosas no van bien. Les resulta extraño cuando sugiero que tal vez deberían llamar y hablar realmente con la otra persona.

El uso de la comunicación instantánea de texto puede dar lugar a malentendidos y una disminución de la relación, sobre todo si se quedan a la espera de una respuesta a una pregunta.

La falta de una respuesta inmediata puede conducir a problemas que no tienen ninguna base en la realidad. Esto puede conducir a la decepción y el miedo de que la relación ha terminado, mientras que la otra parte puede simplemente no tener tiempo para responder o incluso ver que la necesidad de una respuesta inmediata es importante.

Hablando con la otra persona permite que se reduzca ese miedo en respuesta a una pregunta que se recibe en el momento de preguntar.

¿Cuáles son los principales problemas que enfrentan las personas cuando utilizan las citas en línea?

La comunicación de alguna manera se convierta en un arte perdido. El hablar y escuchar a una persona, incluso en las relaciones existentes, parece ser difícil para algunas personas estos días. Es esta pérdida de la capacidad de comunicación lo que se encuentra en la raíz de muchos de los problemas de relaciones que veo como terapeuta.

La actual dependencia de aplicaciones para hacer el contacto inicial con una posible pareja no ayuda a la capacidad de comunicarse efectivamente. ¿Cuántas veces vemos a parejas socialmente en un restaurante, por ejemplo, y ambos están utilizando sus teléfonos móviles en lugar de hablar el uno con  el otro? Se está diluyendo el arte de la verdadera comunicación, y tal vez perdiéndose para algunas personas, a través de la utilización de las aplicaciones y las redes sociales.

¿Cómo han evolucionado las aplicaciones de citas?

Ahora es posible seleccionar una potencial pareja por ubicación, sexo, género, estilo, por una noche o para una posible relación a largo plazo. También es posible buscar gente con los mismos intereses, teatro, arte, actividades al aire libre. Uno sabe, al menos, que te vas a reunir con una persona de ideas afines incluso antes de empezar a pensar en una relación.

La necesidad de una solución rápida y ser capaz de encontrar una pareja para una noche en un lugar extraño tal vez siempre va a llenar una necesidad. La sociedad puede no querer volver a la “vieja” forma más lenta de conocer a una potencial cita. Siempre habrá aquellos que prefieren ir a un bar o un club sólo para conocer personas.

El uso de las redes sociales de esta manera puede reducir la decepción, ya que todas las cuestiones esenciales sobre ellos mismos se responden incluso antes de llegar a juntarse.

Esto elimina el método más lento pero tal vez más seguro de conocer a un extraño, en un bar, por ejemplo, por primera vez. La aplicación permite la elección y selección con una posibilidad razonable de éxito, pero no siempre.