Durante todo este año la moda ha tenido una tendencia muy marcada hacia el romanticismo, haciendo palpable las diferencias con otros estilos previos, los cuales se concentraban más en emular orientaciones icónicas de décadas anteriores.

Giselle Plá, propietaria de la tienda de ropa femenina Mint, dijo: “Para esta temporada las ondas o vuelos han llevado el romanticismo a todo, desde los elegantes vestidos hasta las prendas del diario vestir, dándole un toque femenino y delicado al guardarropa”.

“Esta tendencia ha dado pie al auge de los conjuntos combinados, dos piezas con un mismo diseño que se complementan, los cuales habían bajado su nivel de popularidad en los últimos años, pero que ha resurgido con ímpetu” añadió.

La experta en tendencias expuso que “contar con un buen conjunto de dos piezas actualmente es imprescindible para deslumbrar en ocasiones especiales. Lo que los distingue es precisamente la presencia de los vuelos o ruffle, algunas veces solo en la parte superior o inferior o en ambas piezas bien equilibradas¨.

Y agregó: “Ciertamente hay ocasiones que nos hacen salir de compras, pero siempre debemos comprar con el criterio de que a lo que adquiramos podamos sacarle el mejor provecho posible y esta tendencia, a pesar de lo llamativa que es, nos lo permite¨.

Recomendación

La mejor forma para sacarle provecho a lo que compramos es cuidando el color de la prenda, buscando que sea neutro para poder combinarla con otros colores más brillantes y accesorios, que la harán lucir diferente.

Otra tendencia

Actualmente, otra piez que está en boga y que ayuda a exaltar la belleza de los vuelos son los pantalones de talle alto. Estos, ya sean acampanados o tubito, de tela o jeans, ofrecen otro aspecto fresco y adecuado para diversos eventos.