Entrenar con pesas es una de las actividades físicas que cada día adquieren más auge en el mundo del fitness, del bienestar fìsico. Anteriormente se veía este tipo de entrenamiento como un ejercicio para hombres, pero hoy en día las mujeres también lo han convertido en una parte esencial de sus rutinas físicas.  

Los benficios para la salud en general como para la apariencia física son los principales factores que han contribuido a la popularidad de las pesas, según afirma Luis Croussett, copropietario y entrenador en The Fitness Lounge. “En los hombres, permite tener un físico musculoso y esbelto, lo cual es percibido como atractivo y saludable. En el caso de las mujeres, les ayuda a eliminar características físicas que generalmente son percibidas como negativas tales, como los pliegues de piel que cuelgan, celulitis, flacidez, entre otros”, explica.

Croussett afirma que el mundo del bienestar está lleno de tabúes, incluyendo el mito de que las mujeres que hacen pesas se tornan masculinas, y esto las aleja de realizar estos entrenamientos que son tan beneficiosos.

“Una apariencia masculina es cuestión de percepción, sin embargo, ¿qué dice la ciencia sobre las mujeres y la masa muscular? Las mujeres y los hombres son muy diferentes al nivel hormonal. Los hombres producen de 10 a 20  veces más testosterona que las mujeres. La testosterona es la hormona más anabólica del cuerpo. Por esta razón, la capacidad de ganar masa muscular entre una mujer y un hombre no es la misma y esto dificulta / mposibilita que sin el uso de fármacos (esteroides anabólicos) las mujeres se puedan ver igual de musculosas que los hombres”, explica el entrenador.

Además de las muy conocidas ventajas que aporta hacer pesas al embellecimiento externo, también existen diversos beneficios para la salud mental y física. La pérdida de peso, incremento de la masa muscular, eliminación o alivio de condiciones crónicas, aumento de la densidad ósea, disminución del estrés, son algunas de las ventajas que pueden obtener las personas que practican regularmente este ejercicio.

Consejos para sacarle partido a las rutinas con pesas

Antes de iniciar un entrenamiento con pesas hay varias cosas que debes tener en cuenta para poder aprovechar al máximo sus diversos beneficios. Luis Croussett hace algunas recomendaciones.
 
1. Hazte una evaluación física.
Antes de iniciar cualquier rutina con pesas, debes consultar con un especialista en el área del entrenamiento físico y nutrición para el deporte. Esto te ayudará a tener un plan de entrenamiento y nutrición alineado con tus objetivos y ajustado a cualquier condición física o de salud que puedas padecer.

2. Sigue un plan de entrenamiento. Esto evita que vayas al gimnasio a perder el tiempo y siempre sepas qué rutinas debes hacer.

3. Haz cada ejercicio en la forma correcta. Debes asesorarte sobre cómo hacer correctamente cada ejercicio de tu plan de entrenamiento. Esto te ayudará a entrenar el músculo de modo adecuado y a evitar posibles lesiones.

4. Utiliza el peso adecuados. La rutina de entrenamiento indicará qué cantidad de repeticiones debes hacer y a su vez determinará con qué peso debes realizar el ejercicio.

5. Descansa. En las rutinas para ganar fuerza es indispensable que descanses lo suficiente para poder completar el próximo set de entrenamiento, ya que en este tipo de ejercicios el impacto neurológico es alto, lo cual demanda un mayor descanso.

En las rutinas de ganar masa muscular o perder grasa, generalmente el tiempo de descanso es corto para poder estimular el músculo lo suficiente para que crezca.

6. Lleva un plan de nutrición alineado al entrenamiento. Es imperativo que tanto el entrenamiento como la dieta estén 100% alineados.

La nutrición es clave, no solo si quieres ganar o perder peso, sino también para tener la energía necesaria para completar el entrenamiento y las demás actividades del día.