Cuando debutó en las pasarelas como modelo exclusiva de Prada, en febrero de 2015, todo el mundo quiso saber quién era la espigada chica negra del afro y los expresivos ojos café.

Se trataba de Lineisy Montero, dominicana de 19 años, quien tras ganar una competencia de la agencia local Ossygeno Models Management, estaba dando sus primeros pasos como modelo de la mano de la agencia Next Models.

De la noche a la mañana, los diseñadores, marcas, editores, comentaristas, la industria de la moda completa, estaba rendida a sus pies y se convirtió en la modelo del momento. Verla como una de las estrellas de la campaña de Otoño 2015 de la firma liderada por Miuccia Prada provocó que la atención hacia ella aumentara.  

Al poco tiempo, en las redes sociales, los blogs y las principales publicaciones especializadas se comentaba de lo refrescante que era ver a una chica con su aspecto brillando en las pasarelas de Stella McCartney, Balenciaga, Givenchy, Versace, Louis Vuitton, Marc Jacobs y Miu Miu, y, sin proponérselo, abrió un debate sobre el problema de la falta de diversidad étnica en la industria. “No esperaba este impacto, solo soy Lineisy Montero, una joven de Santo Domingo. Mi cabello nunca ha sido una cuestión, siempre ha sido natural.

“No hice nada especial, excepto caminar en las pasarelas. Veo ahora que es un tema grande en la industria de la moda así que estoy muy orgullosa de eso. Si cambia la mentalidad en el negocio para las modelos como yo, estaría muy feliz”, dijo Lineisy en ese momento a Teen Vogue, que le dedicó una portada a las nuevas caras de la moda, incluyéndola, por supuesto.

Otro gran paso para su naciente pero vertiginosa carrera.

Ya para septiembre, Lineisy fue postalita repetida en los shows de su segunda temporada en el circuito de la moda. Fue la modelo con más desfiles, con un total de 68.

La revista Glamour la bautizó como “la modelo de la temporada” y, cuando al terminar las presentaciones de Primavera-Verano de Semana de la Moda de Nueva York, Vogue.com publicó un artículo sobre cómo las dominicanas eran la nueva sensación de las pasarelas, la linda chica de pómulos perfectos ya tenía a la industria en su bolsillo.    

Y por si a alguien le quedaba duda del lugar que la joven dominicana llegó para ocupar en la moda, Montero se alzó con el reconocimiento a la Estrella Revelación de 2015 de Models.com, al ser la modelo más votada por la industria.

Sin embargo, si hay algo que llama la atención de Lineisy más que su angelical rostro y su sonrisa de niña es su desarmadora sencillez.

“Seguiré siendo yo misma. No me veo a mí misma tan lejos, vivo y disfruto el presente. Pero claro, deseo tener una vida simple y hermosa, muy cerca de mi familia”, ha dicho.

Definitivamente, un verdadero orgullo dominicano.