El experto – Juan Manuel Gallástegui, abogado, es egresado de la Universidad Iberoamericana de México, con estudios en Nebraska University en un programa de certificación para especialistas en franquicias.   Fundador y presidente de Gallástegui Armella Franquicias, firma consultora especializada en el desarrollo de franquicias. En la actualidad es profesor de la Universidad Iberoamericana, donde imparte materias de, Garantías Individuales y Derechos Humanos y Franquicias. Es autor de cinco libros.
En octubre de 2011 recibió el Premio José Sánchez Villaseñor por la Universidad  Iberoamericana, por su trayectoria de más de 30 años como profesor de asignaturas de la misma casa de estudios.

El experto – Juan Manuel Gallástegui, abogado, es egresado de la Universidad Iberoamericana de México, con estudios en Nebraska University en un programa de certificación para especialistas en franquicias.   Fundador y presidente de Gallástegui Armella Franquicias, firma consultora especializada en el desarrollo de franquicias. En la actualidad es profesor de la Universidad Iberoamericana, donde imparte materias de, Garantías Individuales y Derechos Humanos y Franquicias. Es autor de cinco libros. En octubre de 2011 recibió el Premio José Sánchez Villaseñor por la Universidad  Iberoamericana, por su trayectoria de más de 30 años como profesor de asignaturas de la misma casa de estudios.

A la hora de invertir en un negocio nuevo hay dos caminos que se abren. Emprenderlo totalmente libre o gestionar sumarse a una franquicia, opción que genera un paquete de beneficios que va desde la experiencia y la madurez de la marca hasta la confianza del público.

Una franquicia es un contrato entre dos partes: El franquiciador –dueño de la franquicia– cede los derechos de explotación de su marca o empresa al franquiciado –el que usará la marca– durante un tiempo determinado.

Pero no basta con la visión y la determinación, pues hay una serie de requisitos que hay que llenar para aplicar y otros muchos para mantenerse.

 Juan Manuel Gallástegui, abogado mexicano especializado en este tipo de negocios, dictó recientemente en el país la conferencia “Por qué y cómo convertir mi negocio en franquicia”, una actividad auspiciada por la firma DMK Abogados Central Law.

Gallástegui considera que República Dominicana “es un mercado ideal para que los empresarios expandan sus negocios, dada la estabilidad y crecimiento económico, de más de un 6%”.

Yao es un caso de éxito que ejemplifica esa afirmación. En 2011, el empresario hotelero Carlos del Pino deseó innovar en el negocio de comida y adquirió los derechos para República Dominicana de Yao, un restaurante de gastronomía asiática. En la actualidad, la cadena cuenta con nueve establecimientos en Santo Domingo y está en proceso de expansión.

Durante su conferencia, el  “Gurú de las Franquicias” y creador de alrededor de 1,200 de ellas, establece los tips que se deben conocer antes de emprender el trayecto:

¿Por qué convertir tu marca en franquicia?

- Generación fuente de ingresos
- Generación de economía a escala
- Innovación
- Expansión

El proceso

- Planeación estratégica
- Modelo financiero
- Marco jurídico
- Manuales de operación
- Sistema de comercialización
- Plan de expansión
- Programa de asistencias técnicas
- Estructura organizacional

Lo que debe tener la marca

-Tener mercado potencial
-Contar con una marca
-Tener elementos diferenciados
-Concepto comercial y financieramente atractivo
-Debe ser repetible
Transmisible.

Cifras  que lo explican

– El 63% de negocios independientes no llega a dos años.

– En el 95% los negocios franquiciados siguen vivos al quinto año de vida y la mortalidad a los 10 años es del 8%.

– 80% de las franquicias son del sector de comida.
- 30,000 redes de franquicias, que agrupan a más de tres millones de puntos de ventas, existen en el mundo.

– Estados Unidos es el país que más franquicias ha desarrollado.