Entre 1975 y 1999 Corea del Sur pasó de ser una economía agrícola a una con carácter industrial, enfocada, sobre todo, en nuevas tecnologías e innovaciones. De esta manera, vemos empresas, como Samsung, LG y Hyundai, que han ayudado al país a una trasformación comercial y manufacturera de calibre mundial. Tanto, que actualmente Corea del Sur ocupa el puesto número 12 de las economías más grandes de planeta.

Por esta razón, no es sorpresa que más conductores en el país asiático opten por carros del segmento de lujo para satisfacer esta nueva ola financiera.  De hecho, se estima que entre el 2014 al presente el segmento de lujo en Corea del Sur vio un incremento de 14 % en ventas.

Entonces, tampoco sorprende que el lujo fuera el hilo conductor del más reciente Salón Internacional del Automóvil de Busan (BIMOS, por sus siglas en inglés) que este año celebró su octava edición, las cuales se realizan cada dos años desde el 2001.

Un total de 25 fabricantes se reunieron en el Centro de Convenciones BEXCO en la ciudad de Busan, donde Mercedes Benz, BMW, Maserati, entre otras, tiraron sus apuestas para conquistar el mercado asiático.

Ante el alza de la preferencia de autos europeos en Corea, el jugador local, Hyundai, se vio obligado a comenzar a satisfacer los gustos de los conductores con el lanzamiento de la submarca Genesis a finales de 2015.

Para esta ocasión, Genesis presentó los nuevos GM 80 y GM 80 sport, con los que continúa su plan de consolidar una línea automotriz que incluirá el lanzamiento de seis vehículos entre este año y el 2020 y de los que se esperan dos SUV.

El G80 es una versión renovada del sedán Génesis de Hyundai y cuenta con un aspecto similar al de EQ900 (G90, en los mercados extranjeros). Para el modelo deportivo Genesis propone un vehículo con motor V6 de 3.3 litros biturbo capaz de ofrecer 370 caballos de fuerza (hp, por sus siglas en inglés). El auto cuenta con una carrocería deportiva con aros más llamativos y un color rojo que deslumbra.

Otro modelo que hipnotizó en Busan fue el nuevo Levante de Maserati –presentado originalmente en Suiza– y que representa el salto de lleno de la marca al competitivo mecado de las SUV. Se trata de un vehículo que podría ser un duro rival para los Audi Q7, BMW X5, Mercedes-Benz GLE y Porsche Cayenne, entre otros.

Durante la apertura del BIMOS el 2 de junio, se destacaron el K5 plug-in híbrido de Kia, el Chevrolet Volt plug-in, el QM6 de Renault, el Audi A3 e-tron plug-in hybrid, el Jaguar F-Pace crossover, el nuevo Cadillac CT6 y el Infiniti Q30.

Por su parte, Hyundai reforzó sus aspiraciones de alto rendimiento con el estreno mundial de RM16, su último concepto bajo la submarca “N”. Los modelos RM (racing mid-ship) comenzaron su proceso de investigación en 2014. Para el concepto de este año, el RM16 propone un motor de 2.0 theta T-GDI que promete producir 300 hp.  Asimismo, el anfitrión presentó el nuevo Ionic en sus versiones plug-in, eléctrico e híbrido y que fueros develados originalmente en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (NYIAS, siglas en inglés) en marzo de este año. La disponibilidad de estos autos dependerá de la infraestructura que tengan los países en términos de puntos de recargas eléctricas.

De hecho, la presencia de vehículos eléctricos sigue tomando auge en este tipo de eventos, debido al interés de los consumidores en autos con tencologías más ecoamigables que en parte responde a los recientes escándalos de emisiones de vehículos diésel, que involucra a las firmas, como Volkswagen AG, Mitsubishi Motors Corp. y Suzuki Motor Corp.

Según Kwon Moon-sik, vicepresidente de Hyundai Motor Co. “a medida que los gobiernos mundiales están tomando medidas para adoptar firmes regulaciones sobre los automóviles diésel, la demanda de vehículos de bajo consumo de combustible y menos contaminantes crecerá más todavía”.

De esta forma, vemos a países, como India, que no registrará ningún nuevo taxi diésel, mientras que permitirá operar a los taxis registrados en Delhi hasta que expiren sus permisos, o Estados Unidos que espera introducir más de 3 millones de vehículos sin emisiones antes del 2025.

Así las cosas, el inicio del BIMOS 2016 podría haber sido una embocadura más de estas nuevas tendencias en términos de tecnología automotriz. Ahora falta la disposición de los gobiernos a trabajar de la mano con los fabricantes de autos para impulsar nuevas infraestructuras que compensen el vertiginoso auge de estas innovaciones.

¿Qué es BIMOS?

El Busan International Motor Show se celebra cada dos años al sur de Corea desde el 2001.

•    Marcas. 25 compañías de autos se presentaron el evento de 2016.

•    Visitantes. Desde su apertura en 2001, el BIMOS ha recibido a sobre seis

•    Hito. El 2003 fue el año en el que más compañías y países participaron del BIMOS con 253 compañías de autos, servicios y tecnología de 20 países.