Los foodies de la capital dominicana ya tienen en Santo Domingo una nueva opción para disfrutar.

El restaurante Minas, con un concepto novedoso y versátil que conjuga lo mejor de la comida japonesa y la italiana, promete ser el establecimiento ideal para degustar las delicias de ambas gastronomías.

Minas nace fruto de la pasión de su propietario, el empresario Jesús Yunén, por el mundo de los restaurantes.

“En lo personal me gustan mucho los restaurantes. Soy un apasionado de la comida en restaurantes”, nos cuenta Yunén.

Muchas veces ocurre que sales a comer con una idea, pero cuando llegas al lugar se te antoja otra cosa. Es por esta razón que Minas apuesta a la variedad en sus platos.

Este restaurante tiene la particularidad de contar con tres chefs de primera para cada especialidad.

“Tenemos el chef pionero en República Dominicana en todo lo que a sushi se refiere, Marino Hernández, que es espectacular”, nos asegura Yunén.

Vicenzo Salsano, oriundo de la ciudad de Salermo, en el sur de Italia, es un chef de larga trayectoria en su país, especializado en platillos italianos, como risottos, pastas y ensaladas.

También está el chef dominicano Eligio Pérez, con una larga experiencia en los mejores restaurantes del país y quién está encargado de las fusiones y las creaciones originales, entre las que destacan el Risotto de Chicharrón y los Spaguettis al Cartoccio.

Estos tres exponentes del arte culinario son los encargados de poner la magia a cada uno de los platos que los comensales del establecimiento pueden disfrutar.

“Toda nuestra comida está hecha a base de productos premium, aunque nuestros precios son moderados. En Minas cuidamos mucho los detalles en cuanto a la comida y el servicio, pues para nosotros lo más importante es que los clientes se sientan complacidos”, explica Yunén.

Además de platillos preparados por chefs de probada trayectoria, quienes visiten Minas podrán disfrutar de un ambiente muy acogedor, sobre todo en su hermosa terraza.

Los amantes de la música también tienen su lugar en el establecimiento, pues podrán deleitarse al ritmo de un saxofón tocado en vivo a la hora del almuerzo, un extra que le ofrece a sus clientes para que se sientan más cómodos.

Otro atractivo que te encantará conocer es que sus vinos están siempre a precio de costo, que en caso de que desees llevar el tuyo no te cobrarán descorche, y que tienen happy hours todos los días desde las 5:00 de la tarde hasta las 8:00 de la noche.

Los viernes en la noche siempre hay música en vivo, entre otros detalles que le brindan al público para que se sienta bien.