Una delicia… En barra, bombón,derretido o como cobertura de un bizcocho. Es un alimento sumamente rico en grasas, carbohidratos, proteínas y nutrientes que aportan energía al cuerpo.

El chocolate es un producto totalmente natural, elaborado de la planta del cacao. Su valor nutritivo y energético es muy alto.

De hecho, proporciona 293 calorías por cada 100 gramos y, según su composición, aporta entre 450 y 600 caloría sal cuerpo. Según estudios realizados por el portal de salud DMedicina.com de Europa, el chocolate con tiene elementos nutritivos altamente beneficiosos para el organismo.

El chocolate aporta vitamina A y B y minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio,cobre y potasio.

Asimismo, el ácido fólico y la tiamina (B1) que contiene le hace un nutriente indispensable para la regulación del metabolismo. A su alrededor existen muchos mitos, así como verdades que se desconocen.

Según conclusiones de investigaciones realizadas por el Instituto Español del Cacao y del Chocolate y DMedicina.com, estos son los más comunes.

Engorda…

Si se consume en forma moderada y con una alimentación que equilibre la energía ingerida y el gasto energético del organismo, no aumenta el peso. Es cierto que este alimento contiene calorías y grasas que podrían aumentar de peso, pero eso solo ocurre si se come en exceso.

Provoca la aparición de acné...

La experta en nutrición Leonor Pérez afirma que aunque el cutis refleja el estado de salud, el acné se debe básicamente a causas de las alteraciones hormonales, propias de la adolescencia, o de tipo genético.

No se ha probado científicamente la relación entre la aparición de granoso acné y el consumo de chocolate.

Provoca caries...

Aunque el consumo de alimentos y bebidas que contengan azúcares se relaciona por lo general con la caries dental,en el caso del chocolate no es así, pues su alto contenido en fósforo, calcio y agentes antibacterianos previene las caries.

Genera adicción...

Es todo un mito; aun no se ha podido comprobar científicamente que los componentes del chocolate posean efectos fisiológicos que provoquen un consumo compulsivo.

Las raíces del mito a la adicción deben buscarse más en su sabor dulce y agradable que hacen de su consumo un acto placentero.

Puede producir migrañas...

La migraña es un trastorno multifactorial. Las aminas biógenas alimentarias que contiene el cacao podrían influir en la aparición de la migraña; sin embargo, menos del 5 % de las personas son intolerantes.

Su grasa produce colesterol...

La grasa del chocolate procede de la manteca de cacao,que es un ácido graso saturado que, a diferencia de otros, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre. Más bien, algunos estudios apuntan a que su consumo es positivo para mantenerlos niveles de “colesterolbueno”.

Contiene cafeína...

La presencia de cafeína en el chocolate es insignificante. En los productos de cacao predomina la teobromina que, aunque es de la misma familia que la cafeína, tiene un poder estimulante poco significativo.

Calma la ansiedad...

Es un alimento que estimula la producción de serotonina,es idóneo al momento de reducirlos niveles de ansiedad, provoca sensación de tranquilidad y placer. También es rico en magnesio,un mineral esencial para mantener saludable el sistema nervioso

El chocolate en las dieta...

Algunos nutriólogos incluyen en la dieta de sus pacientes para bajar de peso “el chocolatenegro”, siempre y cuando estos lo consuman durante la primera hora de la mañana,porque en el desayuno se acelera el metabolismo, haciendo que el desgaste de calorías sea mayor.

Consumirlo durante la mañana quitará el deseo desenfrenado de ingerir dulces a lo largo del día.