El “Mommy Makeover” es un procedimiento estético que comprende diferentes técnicas de cirugía plástica, realizado después de que una mujer se convertirse en madre.

Franklin Peña cirujano plástico, explicó que el Mommy Makeover es un proceso quirúrgico que retira el exceso de piel sobre el abdomen luego de que una mujer ha tenido uno o más hijos o ha perdido peso de forma masiva, ya sea por dieta o por una cirugía bariátrica.

El especialista explica que después de esas situaciones queda una flacidez en el abdomen y se procede a retirar el exceso de piel, se reconstruye el ombligo y los músculos abdominales se afirman.


Con este tratamiento las pacientes recuperan la armonía de su pecho y de su abdomen, pues a pesar de que el embarazo es el momento más bonito de su vida,  deja sus huellas en el cuerpo y son pocas las mujeres que recuperan su anterior figura.

Y como dicen, el embarazo pasa factura al cuerpo de las madres,  los senos aumentan de tamaño para prepararse por la lactancia, el útero se expande de forma increíble y con él el abdomen, y son pocas las embarazadas que no ganan más peso de la cuenta. Luego de finalizada la lactancia, los senos se muestran más caídos y la piel de la barriga pierde elasticidad, es por ello que muchas mujeres se sienten inconformes con su figura y eso lacera su autoestima.

Beneficios

Aparte del punto de vista estético, el cual es el beneficio fundamental, las pacientes mejoran considerablemente su autoestima, se sienten más seguras y su vida íntima también mejora.
 
¿Cuánto tiempo dura el procedimiento?

El tiempo de duración dependerá de la contextura física de la paciente, pero se lleva regularmente entre dos y tres horas.

Recomendaciones

Luego de la cirugía, la paciente debe llevar un ritmo de alimentación equilibrada y sana, así como también practicar ejercicios periódicamente para mantener el cuerpo en forma y que los resultados permanezcan.