La mujer se quedó dormida con su iPhone 7 mientras este se cargaba. Sufrió graves quemaduras a causa del sobrecalentamiento del equipo.