Nadie triunfa solo. Nos atrevemos a decir que para alcanzar el éxito en cualquier aspecto de la vida es necesario el apoyo de otros que estén alineados con nuestro objetivo.

Esta realidad es aún más evidente en el área laboral. “En este tiempo es esencial que cada profesional desarrolle la habilidad de generar un círculo de contactos que le permita intercambiar información, atraer nuevos clientes, vender un producto o una marca”, explica Arisbel Almonte, psicóloga industrial con más de una década de experiencia en gestión humana.

Este fenómeno de mantener activa tu red de contactos profesionales a través de un contacto social se llama networking.

Almonte agrega que, además, esta es una manera efectiva de proyectar tu marca personal  y posicionarla en el mercado laboral. Por otro lado, es una  estrategia de doble vía.

“En la medida en que nos convertimos en influenciadores de otros, estamos abiertos a colaborar y a transmitir nuestros conocimientos, estaremos generando nuevos contactos”, asegura la experta.

Es probable que a consciencia o sin haberte percatado, estés haciendo networking; sin embargo, para maximizar los resultados, Almonte tiene unos consejos verdaderamente infalibles que querrás seguir. 

Ten presencia en las redes sociales. Las redes sociales son la forma más sencilla para establecer comunicación con relacionados, conocidos de toda la vida, contactos de primer nivel. Identifica aquellas personas que están siempre dispuestas a ayudar, transmitir conocimientos e influenciar positivamente. Pueden ser antiguos compañeros de clase, antiguos colegas, familiares o amigos cercanos. Preocúpate por tener una presencia adecuada en las redes, coloca una foto profesional y evita publicaciones que distorsionen la imagen que quieres proyectar.

• Asiste a eventos y apoya los proyectos de tus contactos. En la medida en que te relacionas con tus contactos de primer nivel,  serás invitado a eventos sociales, lanzamientos y actividades similares. ¡Asiste a todas! Haz contacto personal con el anfitrión y agradécele por haber sido invitado.  Apoya los proyectos de tus contactos, consume sus productos, ofrece ayuda. La mejor forma de promover nuestra marca es siendo recíprocos y ayudando de manera desinteresada.

Conoce al menos tres personas cada semana. Lo que diferencia a una persona ordinaria de una persona extraordinaria es el extra. Hay que esforzarse por hacer algo extra cada semana y conocer nuevas personas es una excelente estrategia. Establece una conversación con alguien en tu trabajo con quien no sueles hablar o con un invitado a un evento al que asistes. Empieza por decir tu nombre completo y la empresa donde trabajas. Ten siempre una tarjeta de presentación a mano para dejar tus datos a las personas de tu interés.

Asiste a entrevistas de trabajo. Aunque por el momento no estés interesado en cambiar de trabajo, recuerda que eres un producto en un mercado y como tal debe ser tu comportamiento. Asistir a las entrevistas de trabajo a las que seas convocado te permitirá darte a conocer en tu sector laboral y a posicionarte como un profesional de referencia. Comunica a tu entrevistador que aunque no estés interesado en cambiar de trabajo en ese momento, agradeces haber sido tomado en cuenta, proporciona tus datos personales y ofrécete a ayudarlo a encontrar el recurso que busca. Es la oportunidad perfecta para referir a tus contactos que sí están buscando una nueva oportunidad laboral.