La riqueza de la vida en el mar es sumamente importante para el equilibrio ambiental. Sin embargo, las deficiencias en la regulación, la sobrepesca, las especies invasoras, el cambio climático, la acidificación de los océanos y el blanqueamiento de los corales amenazan la salud de nuestras costas.

Frente a esta realidad, se hace cada vez más necesaria la educación y la multiplicación de conocimientos que puedan germinar y permitan que cada ser humano accione de manera más responsable en favor del medio ambiente.

En tal sentido, el Centro Comercial Galería 360, la Fundación Tropigás y Revista RD Verde unieron sus esfuerzos para presentar la exposición fotográfica  “Nuestros océanos, una riqueza amenazada”, captadas por el lente del fotógrafo submarino Guillermo Ricart.

“A través de ocho temas principales, esta exposición nos exhorta a respetar las vedas de las especies marinas comestibles, fomentar el turismo sostenible, cuidar los arrecifes coralinos, en fin, a actuar con coherencia frente a los desafíos que tenemos por delante como estado insular”, explicó su autor.
 

Ricart agregó; “Esta exposición brinda una oportunidad para destacar la función tan importante que desempeñan los océanos para la vida sobre la tierra, percatarnos de sus amenazas y movilizarnos hacia su cuidado y protección”.

Destacó que en República Dominicana aun existe una gran variedad de ecosistemas marinos, revestidos de una belleza única, “sin embargo, son cada vez más frágiles y amenazados”.    

Mensajes para concienciar  
Esta exposición, hecha para celebrar “El Día de los Océanos”, permanecerá abierta al público hasta este jueves 30 de junio, en el pasillo Oeste del centro comercial Galería 360.   

Su autor, Guillermo Ricart es ingeniero civil de profesión, oriundo de Santo Domingo, República Dominicana; es un amante de la fotografía, la vida silvestre y la vida marina por herencia familiar. Empezó a bucear en noviembre de 2012 y nunca lo ha hecho sin su cámara en la mano.

Ha tenido el privilegio de conocer y fotografiar los fondos marinos de la mayoría de los puntos de buceo conocidos y no tan conocidos del país, así como la vida marina de Los Jardines de La Reina, en Cuba, en Cozumel, Akumal e Isla Mujeres en México, y recientemente, el Banco de La Plata, donde vivió la increíble experiencia de compartir con las ballenas jorobadas que visitan anualmente esta zona.

Sus experiencias le han motivado a involucrarse en la conservación de nuestros ecosistemas marinos, con la intención de concientizar con sus imágenes sobre la importancia de preservar estos recursos. Es autor de un libro dedicado a los fondos marinos de la República Dominicana titulado: “Mar Vivo” (www.marvivord.com).