Contemplar un ambiente correctamente ordenado es un deleite para la vista. Ciertamente, puedes aprovechar mejor los espacios del hogar o la oficina cuando todo está en su lugar. Esto también te permite ahorrar mucho más tiempo al momento de buscar las cosas que necesitas o de hacer las limpiezas de rutina.

La decoradora de interiores Karina Fabián indica que lo más recomendable es tener todos los espacios del hogar ordenados, aunque definitivamente es de suma importancia que la cocina y los clósets estén bien organizados, porque son las áreas de mayor uso en el día a día.

Hogar, dulce hogar.

Llegar a casa luego de una larga jornada de trabajo te ayuda a sentirte relajado. Pero cuando todo está en desorden, estar en ese espacio sagrado puede resultar en un gran dolor de cabeza.

A veces ni siquiera sabes por dónde empezar o pones excusas que demoran y hacen más difícil la tarea de arreglar la casa. Estos consejos de Fabián pueden convertirse en tus grandes aliados.   

Evita acumular las cosas que ya no vas a necesitar. Haz limpiezas periódicas para regalar o donar las que ya no utilizas y las que no se ajustan a tu estilo de vida, pero que estén en buen estado. Deshazte de todo lo que se ha dañado.

No te agobies. El proceso de arreglar o depurar las cosas de la casa algunas veces puede ser estresante. Toma un día para esto. Busca las herramientas necesarias como fundas, cajas, empaques de organización y trabaja en un área a la vez.

Dale un toque novedoso. Con pequeños detalles le puedes dar un giro a cualquier área. Prueba con cambiar los cojines, colocar un papel tapiz, agregar una lámpara, espejos o hasta flores, y verás cómo cambia el ambiente.

Vence la pesadilla de no encontrar lo que quieres.

El clóset tiene un papel importantísimo, porque es uno de los espacios a los que más se recurre durante el día.  La principal recomendación de Fabián para tener tu armario ordenado es que lo “edites” al menos una o dos veces al año y solamente guardes ahí las cosas que correspondan a esta área.

Ahora bien, ¿por dónde empezar? La especialista cita una serie de preguntas que, al responderlas, se convertirán en los mejores consejos para realizar con éxito este proceso de organización y poder tomar decisiones para ganar espacio. ¿Lo he usado en los últimos 12 meses? ¿Es probable que esté de moda otra vez? ¿Representa mi estilo? ¿Lo arreglaría? ¿Lo compraría otra vez?

Menos estrés en la oficina.

Una de las cosas más agobiantes, sin lugar a dudas, es verse rodeado de un montón papeles en la oficina y sin saber qué hacer con ellos.

Si eres de los que ya no pueden más con todos los documentos de su escritorio, estos consejos de Fabián te vendrán como anillo al dedo y harán mucho más agradable tu lugar de trabajo:
 

  • Ten todos los documentos clasificados con sus identificaciones para que la búsqueda te sea más fácil y  evita el reguero de documentos.  
  • Archiva, descarta o destruye los documentos que ya no debes tener a mano o no necesitas. 
  • Asegúrate de tener buena iluminación, algún difusor de tu aroma favorito y que todo esté muy limpio.