El cuidado de la belleza y la búsqueda incansable del secreto de la eterna juventud son dos factores que inquietan casi a todas las féminas. Es por eso que la ciencia siempre presenta nuevos hallazgos y alternativas que satisfagan el anhelo de lucir siempre resplandeciente.

En la actualidad una de las terapias que mayor popularidad está adquiriendo por los diversos beneficios estéticos que ofrece es el tratamiento de plasma rico en plaquetas (PRP). Es utilizado por grandes celebridades, como Madonna y Demi Moore, quienes a sus más de 50 años se ven jóvenes y frescas.

¿Quién no quisiera verse así a esa edad? ¡Ah! Y por supuesto, Kim Kardashian, quien no escatima ningún recurso para estar bella, también es fan. ¿Cómo olvidar la controversial foto donde se veía su rostro ensangrentado, mientras se hacía este procedimiento? Pero que no te ataque el pánico: en realidad, el PRP no es tan dramático como lucía en la imagen posteada por la socialité.

La dermatóloga Kaira Volquez afirma que el auge de esta terapia se debe a que es un tratamiento completamente natural, relativamente económico y con muy buenos resultados para la piel. Su bajo costo, en comparación con otros métodos estéticos, lo hacen bastante asequible, así que, probablemente, tú también podrás cuidar tu piel como lo hacen las estrellas. En República Dominicana el precio empieza en los mil pesos por sesión.   

Cómo funciona

“El PRP es un procedimiento inocuo, relativamente nuevo, que se obtiene de la sangre del paciente a tratar,  y pertenece a los llamados tratamientos de la medicina regenerativa”, indica la especialista.

Además de la parte estética, puede recomendarse para tratar heridas, úlceras, patologías musculares y de huesos. Ejemplo de ello es que muchos deportistas de élite recurren a este método para tratar sus lesiones. Tales son los casos del afamado golfista Tiger Woods y el tenista Rafael Nadal.

Después de separar la sangre, se pasa a centrifugarla para separar sus componentes, de donde se obtiene el plasma. Luego se aplica con unas micro agujas en las áreas requeridas, previamente desinfectadas. El PRP contiene elementos muy beneficiosos para la piel, como proteínas, plaquetas y enzimas. Esto funciona al estimular diferentes células de las zonas tratadas.

Sus maravillas

Este tratamiento mejora la piel estimulando los fibroblastos, el colágeno y las fibras de elastinas, elementos que se van perdiendo con el paso del tiempo.

Además, mejora la calidad de la piel, su firmeza y su aspecto, logrando que luzca más joven y tersa al aumentar su grosor.  

Otra ventaja es que  no ocasiona reacciones secundarias ni produce alergias, ya que los componentes utilizados son generados por tu cuerpo. La recuperación es prácticamente inmediata, solamente debes tener en cuenta hidratarte bien, tomando mucha agua.

Aunque es utilizado generalmente para rejuvenecer el rostro, el PRP puede aplicarse en las manos y el escote. También ayuda a una cicatrización más rápida en casos de enfermedades degenerativas, úlceras o escaras.

Esta conveniente técnica alivia también los dolores musculares y puede utilizarse en implantes dentales para regenerar huesos.