¿Alguna vez se lo han preguntado? ¿Están destinados a "vivir" en Facebook o Google incluso después de fallecer? Les explicamos qué sucede.