Las estrías son desgarres cutáneas muy visibles que sufre el cuerpo por adelgazamiento, obesidad o cambios hormonales. Se presenta en diferentes tonalidades en áreas de grandes pliegues; las zonas más vulnerables son el pecho, el abdomen, los brazos, la cadera y los glúteos.

La doctora Betssy Hazoury, especialista en Dermatología Cosmética y Láser, en conversación con MetroRD dijo que las estrías son, desde el punto de vista estético, un gran motivo de preocupación, principalmente en mujeres, por ser el sexo más afectado por este tipo de afección. Aparecen aproximadamente en el 35 % de los adolescentes, en edades de 10 y 16 años, y tres veces más en mujeres que en hombres.

Explicó que las estrías aparecen cuando las persona crecen, aumentan de peso rápidamente o tienen ciertas enfermedades, como el Síndrome de Cushing.

Estas también pueden brotar debido al agrandamiento de la zona del abdomen durante el embarazo y al crecimiento rápido que se da en la pubertad.

La especialista resaltó algunos periodos de la evolución donde pueden surgir las estrías.  

Período de pubertad

Las mujeres durante el período de la pubertad sufren una serie de cambios y trastornos hormonales que pueden dar lugar a la formación de estrías atróficas, afectando a un 60 % de las adolescente.  

Durante el embarazo

Las estrías aparecen entre el 75 y el 95 % de las embarazadas, y  la posibilidad de aparición es mayor en las mujeres primerizas.

Es una  distensión relativamente duradera del tejido cutáneo, que se produce en la piel como consecuencia del aumento del tejido subyacente en el caso del embarazo.

Factores neurofisiológicos. Estrés

Todas las estrías tienen las mismas características, forma rectilínea, curvilínea, sinuosa o en zigzag, con longitud de 1-2 cm por unos milímetros de ancho, pudiendo llegar a 5 cm de largo por 1 cm de ancho.

Variación por color

El color varía según el período de instauración. Las rojizas son más frecuentes. Las rojas son la primera etapa de su desarrollo, por lo tanto son más fáciles de quitar. Cuando surgen las primeras estrías rojas no se debe tocar ni rascar la zona afectada, pues el contacto no apropiado puede dañar la piel aún más. Mientras que las blancas son las que ya llevan tiempo instauradas en la piel, debido a que están situadas en la epidermis.

Tratamiento farmacológico y dermocosmético

Se deben estudiar la causa que produce las estrías y corregir  los factores que influyen en su formación. Los resultados dependerán, por un lado, de la antigüedad de la estría, sus dimensiones, sus características y si conserva un tono rosáceo, signo de vascularización y mayor probabilidad de éxito.

Durante la primera etapa de las estrías se puede obtener un buen resultado con un tratamiento apropiado, siempre que se vuelva a la normalidad de peso y volumen. En esta primera fase las estrías se encuentran en un estado inflamatorio, brindando la oportunidad de poder mejorarla con un tratamiento de medicina terapéutica (indometacina).

Consejos para prevenirlas

• Mantener un peso adecuado.

• No hacer dietas extremas

• Masajear el cuerpo con vitaminas A, E y aceite de rosa

• Una alimentación rica en proteínas

• Mantener la piel hidratada

• Hacer ejercicios suaves