Los Doodles de Google ya son prácticamente una tradición. Y claro, el conmemorativo de Halloween tenía que ser especial.