El viceministro de Salud Colectiva, Nelson Rodríguez Monegro, advirtió hoy de lo nocivo de un excesivo consumo de sal, que genera desde problemas cardiovasculares hasta enfermedades renales.

Con motivo de la conmemoración de la semana mundial por la sensibilización sobre el consumo de sal del 29 de febrero al 6 de marzo, el funcionario insistió en la conveniencia de llevar una dieta baja en sal.

Según explicó, el consumo excesivo de sal causa hipertensión arterial a entre un 30 y un 35 por ciento de la población adulta de la República Dominicana, y dos millones y medio de personas mueren cada año en Latinoamérica por esta misma causa.

El exceso de sal en la dieta está generando un incremento en el número de infartos, de enfermedades renales y de accidente cerebro vasculares, por lo que "disminuir el consumo de sal es una medidas más importantes para reducir las enfermedades cardiovasculares", dijo Rodríguez Monegro.

Además, el viceministro recomendó que la cantidad de sal que ingiere una persona no exceda de los cinco gramos por día, lo que equivale a una cucharadita pequeña.