32 millones es, definitivamente, un número impactante y más cuando hablamos de las contraseñas de Twitter que han sido robadas en todo el mundo.

Pero no sólo las contraseñas, sino también los usuarios y correos electrónicos para acceder a las cuentas de diversas personas. 

Sin embargo, se sabe que Twitter, como tal, no fue hackeado: las contraseñas fueron robadas directamente de los usuarios con la ayuda de un malware -virus- a través de correo electrónico.

Según "LeakedSource", quienes avisaron sobre este robo masivo, los datos de acceso están a la venta en la Deep Web por la cantidad de 10 bitcoins, aproximadamente cinco mil 800 dólares.

Los más afectados fueron los usuarios rusos. Pero no sólo ellos, sino también quienes decidieron, por alguna razón, poner una contraseña previsible y fácil de adivinar en su cuenta de Twitter. 

¿Cuáles fueron las contraseñas más afectadas? No lo creerán: 

LeakedSource

Foto:

LeakedSource

Foto:

Con suerte su contraseña no estará en esta lista, pero si la encuentran, no se sientan mal: recordemos que hace unos días hackearon al mismísimo Mark Zuckerberg y nos enteramos que su contraseña era "dadada". 

En todo caso, se encuentren o no en la lista, la recomendación es cambiar su contraseña inmediatamente no sólo en Twitter, sino en las demás redes sociales o correo electrónico.

Vale la pena recordar que siempre debemos ser muy cuidadosos con nuestras credenciales en redes sociales y correo electrónico. A menos de que sea una web oficial y estén seguros de ello, jamás den estos datos. 

Ninguna compañía pide nunca, jamás, esta clase de datos a través de correo.

¿Quieren saber si los han hackeado? 

Han existido hackeos masivos como el pasado a MySpace o el de hace algunos años a LinkedIn, ¿no se han preguntado si sus cuentas han sido afectadas alguna vez? Desde luego es poco factible comprar esta información en la Deep Web para buscar si está la nuestra. 

Por suerte, "LeakedSource" tiene una base de datos al respecto. Sólo accedan a este link e ingresen su búsqueda: puede ser correo electrónico, nombre de usuario, número telefónico o nombre completo.

¿Aparecen en la lista?