¿Cómo definirías  Gruppo Campari?

No quiero empezar esta entrevista aburriéndolos con todo el párrafo que sale en nuestra página web, pero sí me gustaría decirles que Gruppo Campari, nacida en 1860, cuenta con más de 50 marcas de bebidas espirituosas, pero que su fuerte es la gente que trabaja y se desvive por hacer que esta empresa siga creciendo día a dia. “Building Lifestyle Brand and People with Passion” es el eslogan de la empresa que represento y no podría estar más acertado. Cada persona que conozco en Gruppo Campari, sea del país que sea y tenga la posición que tenga, ha hecho suya la empresa y cada uno de sus productos tiene un pedazo de él o ella.        

Gruppo Campari representa también un estilo de vida con cada una de las marcas de su portafolio, desde la calidez y la tranquilidad de un hogar con Frangelico, pasando por la noche sofisticada y coctelera con Skyy Vodka, juventud desenfadada con Aperol Spritz, el misticismo de una isla y su gente con Appleton, y el carácter masculino, rudo y aventurero de Wild Turkey. Así que aquí siempre hay una marca con la que te puedes identificar.

¿Qué te lleva al mundo de los licores?

Mi formación académica es principalmente analista y economista, pero siempre me he dedicado al negocio del F&B desde que tuve posibilidad de trabajar. Empecé desde dentro de la barra y cuando acabé mis primeros estudios universitarios entré a trabajar en Nutrexpa en trade-marketing, vendiéndoles productos a los bares.

China me dio la oportunidad de trabajar, mientras estudiaba mi MBA, llevando el marketing e imagen de marca de uno de los principales grupos de restauración de allí encabezado por el chef Willy Trullás.

Cuando acabé mi MBA entré a trabajar en la principal empresa de cristalería del mundo, Spiegelau, como Brand Manager. Allí trabajé constantemente con marcas de vino y licores, me desarrollé como profesional y fue mi debut en el mundo de la restauración, hasta que un día llegó la oportunidad de trabajar en la empresa que contaba en su portafolio con mi ron (Appleton Estate 12 YO) y mi bourbon favorito (Wild Turkey): Gruppo Campari.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu papel como embajador?

Que no cuento las horas que trabajo. Te aseguro que no bajan de las 40 semanales, porque la función que desempeño la entiendo como parte de mi estilo de vida. Hoy disfruto cada minuto de mi trabajo, he conocido algunos de mis mejores amigos en esta industria y gracias a la suerte que ella me brinda de poder viajar mantengo el contacto con mis amigos de alrededor del mundo y con mi familia, a pesar de llevar muchos años viviendo lejos de mi familia y amigos de toda la vida.

Mi papel es el de garantizar tres pasos importantes en el desarrollo de las marcas de Campari en relación con mis distribuidores. El primero es estar seguro de que cada persona del equipo sabe cuáles son sus objetivos, la estrategia y el plan que tienen que ejecutar.

El segundo es garantizar que cada miembro del equipo esté centrado en obtener una ejecución perfecta de todas las actividades, lo cual es una parte muy importante, ya que los mejores planes no funcionan si la implementación no es perfecta.

Y finalmente, exijo que las actividades se evalúen y que de cada una de ellas se extraiga alguna lección. Esto afecta tanto a los casos de éxito como al caso contrario. El fracaso puede ser aceptable sólo cuando aprendemos algo que nos ayuda a conseguir un mayor éxito en el futuro.

¿Cómo evalúa la experiencia de sus marcas en República Dominicana?

Llegué al país cuando mis marcas estaban muy encasilladas a ciertos momentos del año (Frangelico, para el público local “sabía a Navidad”), devaluadas (como Skyy Vodka, que a pesar de ser uno de los vodkas más filtrados y destilados del mundo y ser el número uno de ventas en USA, para el mercado dominicano daba mucha resaca), o simplemente desconocidas (como era el caso de Aperol y GlenGrant, el licor más vendido en Europa y el whisky más vendido en Italia, recientemente nombrado como el mejor Single Malt 2016 por Jim Murray).

Hoy, un año y medio más tarde, los números hablan por sí solos y nuestras caras de satisfacción y las ganas del distribuidor, Álvarez & Sánchez, de seguir incluyendo marcas de mi portafolio y creyendo en ellas es una garantía de calidad y un aval en este mercado. Este próximo año 2016 vamos a seguir incorporando marcas y potenciándolas alrededor del país caribeño.

Entiendo que va a ser un buen año para WildTurkey, GlenGrant y OldSmuggler, y que Aperol y Skyy Vodka  seguirán sus andanzas por el mercado.

¿Qué tienen en común las bebidas de su portafolio?

Son más de 50 marcas, entre aperitivos, digestivos, vodka, whisky, whiskey, ron, tequila, vinos y espumantes… Todas con un denominador común: la calidad. Gruppo Campari basa su portafolio en bebidas Premium y súper Premium y esos estándares de calidad son muy estrictos en cada una de las destilerías y procesos del grupo.

Si tuviera que escoger una bebida de su cartelera para brindar este fin de año, ¿cual sería y por qué?
Fin de año y brindis son conceptos que maridan a la perfección con espumantes y considerando el paladar más dulce que tiene el mercado dominicano entiendo que Cinzano Asti sería la elección más acertada.  

¿Por qué brinda Gruppo Campari este 2015?

Por seguir siendo esa botella preferida en cada uno de los momentos de tu vida y por seguir formando un equipo de profesionales guiados por la pasión por lo que hacen. Tal y como dice nuestro eslogan:  “Building Lifestyle Brands and People with Passion”.