Con esta medida, la compañía espera agilizar el proceso de devolución del teléfono Galaxy Note 7 y así retirarlo del mercado con brevedad.