Las contraseñas son el principal método de protección ante los hackers que buscan obtener su información confidencial: desde sus datos personales como nombre y fecha de nacimiento, hasta los números de sus tarjetas bancarias. 

El problema en cuestiones de seguridad es cuando el password que utilizan es fácil de intensificar y está basado en patrones sencillos

Al respecto, SplashData dio a conocer su lista anual de las peores contraseñas. De acuerdo con el informe del proveedor de aplicaciones de gestión de contraseñas, las que son más largas pueden llegar a ser tan simples y poco seguras si están basadas en patrones que serían fáciles de adivinar para los ciberdelincuentes. 

SplashData indica que las contraseñas numéricas simples siguen siendo comunes con seis de ellas entre las 10 peores. Mientras que categorías de deportes también se encuentran entre las más populares. 

En la galería de fotos les mostramos las contraseñas que deben cambiar ahora mismo.