1- Converse
Los “Converse”, que popularizó el jugador de la NBA Chuck Taylor y que luego tomó la contracultura punk, ahora son servidos por varias casas como Martin Margiela, Chanel y Missoni, y llegan a costar hasta 500 dólares en Internet.

2- Zapatos deportivos
Antes de la década de los 70, su uso se limitaba a los ámbitos del deporte. En 1971, Nike popularizó el primer modelo y desde entonces pasaron a ser un artículo de moda que trasciende cualquier universo de vestuario, tanto, que se puede usar con vestido y son en sí mismos un artículo de lujo. Dior, YSL y Chanel, entre otras grandes firmas, tienen sus propios zapatos deportivos.

3-Tenis tacón
Muchos creen que son más propios de corrientes musicales como el hip-hop y el reggaetón, con todos los prejuicios de clase que esto conlleva, pero en realidad Nike y Adidas sacaron sus propias versiones hace unos años. Jeremy Scott lo hizo para la segunda marca y los vendió en aproximadamente 300 dólares.

4.Alpargatas y Sandalias
Propias de contextos campesinos (y en América Latina, de lo indígena), a este tipo de zapatos se les vio mucho tiempo con desprecio por su origen pastoral. Sin embargo, poco a poco las firmas comenzaron a tomarlos para las temporadas de primavera/verano y Chanel las vende ahora en 300 dólares, aproximadamente. Asimismo, las sandalias y las “chancletas”, tan cotidianas y menospreciadas por la misma razón, aparecieron en pasarelas como las de The Row y Givenchy, mostrando que lo “normcore” es algo que se complementa bien con el diseño.

5- Camisetas de caricatura
Popularizadas a finales de los 80 y comienzos de los 90 por subculturas como el hip hop y en algunos contextos asociadas a la delincuencia, el año pasado Jeremy Scott las volvió “must have” para las celebridades con Moschino. Los personajes de Looney Tunes y Bob Esponja se pudieron ver en vestidos de una sola pieza, complementando la estética pop transgresora del creador. Un solo vestido cuesta casi 800 dólares.

6-Ponchos
Ignorados durante siglos por su origen “étnico”, ahora son una pieza de lujo. Prueba de eso fue lo que hizo Burberry con los suyos hace dos años, para las “it girls” más representativas. Lo llevaron desde Sarah Jessica Parker hasta Olivia Palermo. Cuestan aproximadamente 1,200 dólares.

7-Dr. Martens
Desarrolladas por Klaus Martens, se hicieron famosas luego de la Segunda Guerra Mundial y se hicieron populares entre los carteros y policías, hasta que las adoptaron las “skinheads” y punks. Luego las adoptaron las estrellas de rock hasta finales del siglo pasado. La compañía ahora es fuerte por sí misma y las botas llegan a cotizarse, según el diseño, hasta por 150 dólares.  Figuras de la cultura pop como Axl Rose o el personaje de “Millennium”, Lisbeth Salander, han sellado su identidad al vestir con este tipo de calzado.