Los fans de los juegos de arcade pueden regocijarse, ya que un "Pac-Man" de la vida real está previsto para ser lanzado a engullir basura espacial flotando en la órbita de la Tierra.

La sonda CleanSpace One, diseñada por el Centro de Ingeniería Espacial de la EPFL en Lausanne, Suiza, tiene como objetivo rastrear pequeños satélites SwissCube de 3.94  × 3.94 pulgadas, girando en el espacio y atraparlos utilizando su red cónica.

El equipo ya ha pasado la fase de prototipo y espera desarrollar un modelo listo para recoger los escombros en 2018.

Muriel Richard-Noca, directora del proyecto CleanSpace One, habló con nuestro medio sobre la urgente necesidad de poner en marcha a "Pac-Man" para detener la basura extraterrestre de alta velocidad: "Estamos en este minuto en un período crítico en cuanto a los desechos espaciales".

¿Es la basura espacial un gran problema?

– Hay varios tamaños de desechos espaciales, desde aquellos de milímetros a decenas de metros, y cada tamaño crea una amenaza diferente. Los pesados ​​tienen mayor potencial en crear miles de restos si chocan entre sí o con los residuos más pequeños. En general, el número de desechos de un tamaño mayor a 3.94 pulgadas en el espacio es de alrededor de 16 mil. Se componen de viejos cuerpos de cohetes, satélites extintos y, en su mayor parte, la fragmentación de chatarra de las explosiones o colisiones.

¿Por qué los desechos espaciales son una amenaza?

– Sus velocidades son muy altas (~ 7 km/s, o cerca de 28 mil km/h), y por lo tanto una colisión incluso con un escombro muy pequeño crea un daño grande, ya que las energías de impacto son enormes. Esta es la razón por la que la Estación Espacial Internacional tiene una estructura de doble piel para garantizar la seguridad de los astronautas. Los satélites funcionales no tienen esa estructura por razones de masas y de costos, y la colisión con un objeto de 3.94 pulgadas, o incluso más grande, significaría la destrucción del satélite.

¿Y es por eso que están creando la sonda Pac-Man?

– La historia comenzó en septiembre de 2009, cuando lanzamos nuestro primer pico-satélite SwissCube, utilizado para controlar las colisiones de satélites anteriores. Nos dimos cuenta se convertiría en un escombro una vez terminada su misión. Así que decidimos hacer algo al respecto. Empezamos un programa para trabajar en la remoción de escombros activos, y el proyecto CleanSpace One ancla estas actividades con una misión de vuelo. Su lanzamiento está previsto para el 2018-2019.
 

¿Cómo funcionará exactamente el CleanSpace One?

– Para recoger los escombros, nuestros ingenieros habían pensado en varias soluciones: desde brazos articulados con garras a un sistema de tentáculos. Finalmente optaron por el llamado método "Pac-Man". El prototipo se asemeja a una red en forma de un cono que se abre y luego se cierra hacia abajo una vez que haya capturado al pequeño satélite.

¿Por qué será tan importante la misión 'Pac-Man'?

– Estamos en este momento en un período crítico, donde se cree que el número de escombros en el espacio está en el umbral para iniciar un efecto de auto-cascada: donde una colisión crea miles de escombros, lo que aumenta la probabilidad de más colisiones y así sucesivamente. Este efecto podría ser difícil de controlar una vez que comience la reacción en cadena.

En la galería de fotos podrán conocer datos sobre otras misiones espaciales. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.