Spotify está apunto de cambiar. El modelo de negocios que manejará en un futuro esta aplicación contempla que la música de los catálogos gratuitos se reduzca para atraer más suscriptores.

De acuerdo con "Digital Music", web dedicada al mundo musical, Spotify trabaja en la creación de una suscripción mucho más restrictiva para quienes no costeen el servicio.

La idea es que los usuarios que paguen reciban toda la música en todos sus dispositivos (como ahora), mientras que los usuarios sin suscripción tengan limitantes en el servicio. Un ejemplo podría ser con los nuevos discos. Los suscriptores podrán disfrutarlo completo, los demás no.

Por otro lado, hasta el momento Spotify en su versión gratuita permite a cualquiera escuchar las 30 millones de canciones de su catálogo en un solo dispositivo (PC o Mac), con la condición de escuchar un anuncio publicitario entre varias canciones.

En la galería de fotos les presentamos más detalles de la batalla por el streaming musical. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.