En los últimos años, la sociedad está cada vez más abierta a los tatuajes.