Si eres como la mayoría, ya estás contando los días que faltan para el feriado por Semana Santa. Pero más que contar, te sugerimos prepararte para aprovechar al máximo esos días, sin importar cuales sean tus planes, y que así regreses al trabajo con energías renovadas.  

Pocos lugares son tan relajantes como la playa, por lo que no es sorpresa que sea uno de los destinos favoritos para escaparse a la primera oportunidad. Si tus planes para la ocasión incluyen sol, arena y mar, ya sabrás que debes tomar precauciones y cuidar tu piel de sus efectos. Pero, ¿sabes cómo cuidar tu cabello?

El equipo de expertos de Koleston de Wella nos compartió algunas recomendaciones para mantener tu cabello sano, fuerte y resplandeciente durante la fuga playera y todos los días siguientes.

• Evita duchas de agua muy caliente

Tomar largas duchas a altas temperaturas le genera resequedad a los folículos capilares, ya que elimina los grasos esenciales para el cabello y ocasiona la caída del mismo. Opta por el agua tibia o, si no te molesta, fría.

• Utiliza sombreros, gorras o pañuelos para exponerte al sol

Evitar el contacto directo con el sol es la mejor alternativa para tu cabello. Cúbrelo con una gorra, un sombrero o una pañoleta a juego con tu ropa o traje de baño.

• Restaura a profundidad

Aplica un tratamiento de restauración profunda, bien hidratante, una vez por semana.

• Cuida el agua con la que te lavas el cabello

El agua que usamos para bañarnos, a veces está llena de químicos o minerales que dañan el cabello. Lo mejor es usar agua potable o instalar un filtro para la ducha.

• Utiliza productos protectores

Lo más probable es que en el transcurso del día tengas que despojarte de tu sombrero o pañuelo, por lo que es buena idea aplicar una mascarilla o crema de peinar que contenga filtro solar, como lo haces con tu rostro. También funciona agregar un poco del bloqueador solar que usas para tu cara al champú o producto de peinar que utilices diariamente. Si te bañas en una piscina con cloro, asegúrate de proteger tu pelo aplicando un producto protector previamente.

• No cepilles tu cabello mojado

Cuando el cabello está mojado es más propenso a quebrarse si lo cepillas, ya que se encuentra en su estado más débil. Antes de hacerlo, debes acondicionarlo apropiadamente para evitar enredos y esperar hasta que el aire lo haya secado un poco. Aun así, hazlo suavemente.

• Oscurécelo un poco

Si acostumbras a teñir tu cabello de rubio, una buena idea en la temporada de calor o para los meses en que el sol es más intenso es utilizar un tono más oscuro, pues uno de los principales efectos de la exposición al sol es que el cabello se aclara notoriamente.