Esa tarde, Porsche subió las emociones en un día cargado de sonrisas, en el que los infantes de la Fundación St. Jude contra el cáncer infantil compartieron una experiencia memorable.

Los pequeños disfrutaron de un ambiente cargado de color entre los deportistas alemanes que se encontraban en el salón del Porsche Center Santo Domingo, donde disfrutaron de actividades y juegos y se convirtieron en un “mecánico Porsche junior”.

“A través del apoyo, el afecto y la comprensión, todos podemos contribuir a que los niños con cáncer cumplan con sus deseos de llevar una vida lo más normal posible en su familia y en la comunidad”, afirmó Jacinto Peynado.