A a ritmo de buen merengue, los ejecutivos del hotel Barceló Santo Domingo ofrecieron una fiesta para dar la bienvenidad a la temporada más bella del año: La Navidad.

Los invitados principales fueron sus clientes corporativos, con el objetivo de reciprocar el apoyo y fidelidad a la empresa durante todo este año.

La ocasión fue propicia para compartir en franca camaradería, pues este mes es ideal para dejarse envolver por la alegría, armonía y paz, al ser la época en que se celebra la Natividad del niño Jesús y se renuevan las esperanzas.