El pasado Sábado Santo en el anfiteatro de piedras Altos de Chavón, en una producción de Casa de Campo, se dieron cita importantes personalidades, todos con un mismo fin: bailar la salsa del astro Marc Anthony. No faltaron sus temas “Valió la pena”, “Y hubo alguien”, “Hasta ayer” y más.

No solo sus 15 músicos lo acompañaron en escena, también uno de sus hijos y  parte de los niños que conforman su fundación Maestro Cares.