La tienda Luna de Crystal se vistió de fiesta y entre códigos, números, colores y elementos vintage, se transformó en la combinación perfecta para el “trunk show” que revelaría el secreto que encierra cada pieza de Lulú Frost.

Carmen Vicens y sus hijas Michele y Crystal Jiménez, propietarias del establecimiento, tuvieron como invitada especial a Lisa Salzer, la joven diseñadora que ha revolucionado el mundo de la joyería.

Aparte de sus piezas clásicas, como los collares “one of a kind 100 years y 50 years”, los presentes pudieron disfrutar de Code Fine Jewelry, la última apuesta de Lisa que consiste en anillos con piedras de diferentes colores que simbolizan letras con mensajes ocultos.