Ochenta y tres parejas cristianas, consagraron sus matrimonios durante un acto ceremonial encabezado por el pastor Miguel Bogaert en la Iglesia Monte de Dios.

Cada pareja realizó un pacto ante Dios y frente al altar donde sellaron la unión con el pan y el vino como representación del cuerpo y la sangre de Cristo.

El Pastor informó que la actividad se realiza todos los años luego que las parejas aceptan a Jesucristo en su corazón, son bautizados y deciden entrar en el orden divino de Dios.