Estamos ya en una época de unión, una época de festejo, de amor, de amistad, una época en la que agradecemos por todas las cosas que nos pasaron durante este año y los pasados.

La vida es una sola ¡y hay que vivirla al máximo! Debemos ser agradecidos por las cosas que tenemos y por las personas que tenemos a nuestro lado. Hay que disfrutar de cada momento, de cada paso, de cada cosa que se dice.

Todo pasa por una razón, hay que mantenerse positivo y ver el lado bueno de la moneda, dejar atrás todo lo negativo y solo enfocarse en lo positivo.Solo así podremos disfrutar al máximo de lo que vivimos a diario. Siempre ten en mente que no es lo que pasó o lo que pueda pasar, sino lo que está pasando.

Haz tu lista de personas o cosas por las que estés agradecido y asegúrate de exteriorizar tus sentimientos.

Haz que cada paso que hagas cuente, cada pensamiento que pase por tu cabeza sea positivo y no olvides respirar con conciencia... Respira profundo, pensando en todas las partes del cuerpo que alimentas con cada inhalación.

Toma conciencia de todas las cosas que te rodean y da gracias por todo. Sólo así podrás aprovechar tu vida, sin preocupaciones, sin estrés, sin nada malo que te retrase. Vive al máximo, haciendo lo que te gusta, rodeado de las personas que quieres y simplemente disfrutando de todas las cosas buenas que tiene la vida.

Si te cuesta ver el lado positivo de la moneda, te recomiendo hagas un viaje por tu interior, visualiza tu yo interno y trata de ver el flujo de aire de cada respiración. Solo concéntrate en el flujo, en cómo todo simplemente sigue su camino, quieras o no... Piensa en todo lo que te haga más feliz y fíjate cómo estos pensamientos van entrando al flujo de aire que recorre todo tu cuerpo.

Permite que estos pensamientos llenen tu interior. Poco a poco irás sintiendo cómo lo único que fluye son las cosas que te hacen feliz, sin obstáculos, sin problemas; solo fluyen y hacen que tu energía interna se renueve volviendo todo eso que una vez fue negativo en positivo.

Haz el ejercicio y cuéntame cómo te va.